Las danzas del inframundo en el arte mochica

Contenido principal del artículo

Daniela La Chioma

Resumen

En este artículo presentaremos un corpus iconográfico mochica conformado por vasijas de asa estribo, asa lateral y cántaros en los cuales se destacan en relieve personajes muertos involucrados en una danza. Con una metodología de análisis fundamentada en la convergencia de la semántica visual y la etnoarqueomusicología, abordaremos cuestiones referentes al mundo mochica observables en estas vasijas. Entre ellos, discutiremos aspectos ontológicos de la producción sonora, así como el tema de la muerte y el pasaje entre mundos en la sociedad mochica. Además, suponemos que las variaciones iconográficas entre los distintos subtemas de vasijas encontrados en nuestro análisis pueden indicar una distribución regional de este tema, con una producción especializada de los subtemas en valles específicos.

Detalles del artículo

Cómo citar
La Chioma, D. (2019). Las danzas del inframundo en el arte mochica. KAYPUNKU, 4(1), 183-228. Recuperado a partir de http://kaypunku.com/index.php/kaypunku/article/view/12
Sección
Dossier
Biografía del autor/a

Daniela La Chioma, Universidade de São Paulo

Ha obtenido su Doctorado (2016) y Maestría (2012) en Arqueología en el Museo de Arqueología e Etnología de la Universidad de São Paulo (Brasil). Sus investigaciones enfocan las representaciones iconográficas del sonido, la música y sus intérpretes en el arte andino prehispánico, enfatizando sus roles sociales, políticos y religiosos, además del significado simbólico de los instrumentos sonoros en las cosmovisiones amerindias. Ha investigado en diversos museos del Perú, como el Museo Larco, el Museo Nacional de Arqueología y en los museos del Proyecto Tumbas Reales de Sipán. Desde hace algunos años viene publicando y participando en eventos sobre arte y arqueología prehispánica en varios países. En 2016 ha realizado su residencia predoctoral en Estudios Precolombinos en Dumbarton Oaks (Washington, D. C.) donde investigó en el Archivo Moche.